Descubrimiento arqueológico en Ashkelon, Israel, podría resolver el misterio del origen de los filisteos

descubrimiento arqueológico en Ashkelon
Foto: AFP

Un sorprendente descubrimiento arqueológico en Ashkelon, ciudad portuaria al sur de Israel, podría resolver el misterio del origen de los filisteos, antiguos enemigos de los israelitas, y pueblo al cual perteneció Goliat según los escritos bíblicos.

Luego de 30 años de excavaciones realizadas por la Expedición León Levy, se llevó a cabo el hallazgo sin precedentes de un cementerio filisteo con los restos óseos de cerca de 150 cuerpos, que data de los siglos XI al VIII a.C.

Entre los aspectos sorprendentes del descubrimiento, está el hallazgo de restos de ADN en algunos de los esqueletos, lo que permitirá realizar estudios que conduzcan al desconocido origen de los filisteos de quienes se sabe hasta ahora muy poco.

descubrimiento arqueológico en Ashkelon
Alfarería de muchos tamaños fue encontrado junto a los restos en el cementerio filisteo. Foto: EPA

Junto a los restos óseos se encontraron también objetos sorprendentemente sofisticados, los cuales dan un giro completo a la interpretación que hasta ahora se tenía de la cultura filistea. El profesor emérito de la Universidad de Harvard, Lawrence Stager, uno de los conductores de las excavaciones, afirmó: “Tenemos que repensar el uso despectivo que hacemos hoy de la palabra filisteo, la cual se refiere a alguien reacio a la cultura y a las artes…el 99% de los capítulos y artículos escritos sobre las costumbres funerarias de los filisteos deben ser revisados o ignorados ahora que tenemos el primer y único cementerio filisteo, justo afuera de los muros de Tel Ashkelon, una de las cinco principales ciudades de los filisteos”.

descubrimiento arqueológico en Ashkelon
Los filisteos enterraban a sus muertos con perfumes, joyas y algunos con sus armas. Foto: EPA
descubrimiento arqueológico en Ashkelon
Foto: AFP

El equipo de arqueólogos determinó que la zona donde se realizan las excavaciones, en el Parque Nacional de Ashkelon, fue usada hace siglos atrás como un viñedo por los romanos. Fue necesario excavar más de tres metros bajo tierra para encontrar el cementerio.

En las numerosas cámaras funerarias de hace 3000 años se hallaron recipientes para perfume, joyas, alfarería y armas. Los arqueólogos decidieron mantener en secreto el hallazgo realizado hace tres años para evitar llamar la atención de grupos de judíos ultraortodoxos, quienes anteriormente habían hecho protestas en las excavaciones.

descubrimiento arqueológico en Ashkelon
Algunos cuerpos fueron sepultados con collares, brazaletes, aretes y anillos en los dedos de los pies. Foto: AFP

Con base en los textos bíblicos, los filisteos fueron vinculados con la isla griega de Creta; no obstante, los arqueólogos notaron dramáticos cambios culturales en la región de Ashkelon a comienzos del siglo XII a.C. aproximadamente en el tiempo en que fueron escritos los antiguos textos egipcios mencionando a los “pueblos del mar” trasladándose a la zona este del Mediterráneo.

(Lea también: Último descubrimiento arqueológico en Israel, un tesoro de hace 2150 años)

Basados en estos hechos, expertos han argumentado que los filisteos emigraron desde el Mar Egeo a comienzos de la Edad de Hierro, trayendo las prácticas culturales de sus tierras de origen, las cuales eran muy diferentes a las de los israelitas de la época, según los hallazgos en zonas como Ashdod, Ashkelon, Gat y Gaza.

descubrimiento arqueológico en Ashkelon
La paleontóloga Sherry Fox con uno de los cráneos filisteos hallados. Foto: AFP

Otro miembro del equipo, la paleontóloga Sherry Fox, comentó acerca de los restos: “En sus dientes se puede ver que no tuvieron una vida fácil, vemos líneas que indican una interrupción del crecimiento en la forma de los dientes. Tenían problemas en la infancia debido a la fiebre o desnutrición…vemos en sus huesos que fueron muy trabajadores, practicaban la endogamia y usaban los dientes como herramientas, probablemente en la industria del tejido”.

La paleontóloga agregó que su tamaño corporal era normal y no hay evidencia de cuerpos de gigantes como Goliat.

Fuente: Daily Mail, Jerusalem Post

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios