El presente y futuro de la economía de Israel reflejada en seis datos estadísticos

economía de Israel reflejada en seis datos estadísticos

La sociedad y economía de Israel, son ampliamente descritas por el reporte que anualmente presenta el Centro Taub para estudios socio políticos en Israel, organización que desde hace treinta años se encarga de analizar el panorama socioeconómico israelí, a través de datos estadísticos sobre temas como costo de vida, empleo y desigualdad social.

Para este año los datos presentados sobre la economía de Israel no fueron muy alentadores, esto se ve reflejado en las siguientes seis cifras estadísticas acerca de la pobreza, desempleo y desigualdad en la sociedad israelí.

economía de Israel reflejada en seis datos estadísticos
22% de los israelíes están por debajo de la línea de pobreza.

1. Más de uno de cada cinco israelíes vive por debajo del umbral o línea de pobreza. La situación económica del 22% de la población israelí en 2015 estuvo por debajo de la línea de pobreza, incluyendo a uno de cada tres niños. En el 2011 el panorama era ligeramente mejor con un 21% de israelíes en la pobreza extrema, y aunque Israel ingresó en el 2010 a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también como el “Club de los países ricos”, su tasa de pobreza está entre las más altas del grupo.

2. Más de tres cuartos de los hombres jaredíes o ultraortodoxos  judíos y mujeres árabes israelíes no trabajan. La alta tasa de natalidad y desempleo ha convertido a las comunidades jaredí y árabe en las más pobres de Israel. Desde el 2011 tan sólo un 20.9% de los hombres ultraortodoxos judíos y 22.6% de las mujeres árabes se ocupan en algún empleo.

economía de Israel reflejada en seis datos estadísticos
Sólo un 20.9% de los hombres ultraortodoxos judíos trabajan

En el caso particular de las mujeres árabes, la presión que ejerce su cultura y religión para quedarse en casa y no buscar acceso a la educación superior, las limita por completo para trabajar, mientras que los hombres jaredíes deciden vivir de los bajos subsidios gubernamentales, para dedicarse a los estudios talmúdicos y de Torá.

3. Sólo tres países del grupo de la OCDE tienen mayor desigualdad salarial que Israel. Aunque el ingreso bruto en Israel es mejor que en muchos países, especialmente los latinoamericanos, luego de los descuentos por impuestos, la desigualdad salarias de Israel fue superada en la OCDE tan sólo por Turquía, Chile y Estados Unidos.

Según el Centro Taub las ayudas y servicios sociales en Israel se vieron afectados luego del recorte de impuestos aplicado a partir del 2007, con el objetivo de incentivar la generación de empleo, lo que causó menos ingresos al estado, el cual invierte un gran presupuesto defensa y menos en el sector social.

4. En 24 de los últimos 25 años, el costo de vida en Israel ha estado por encima del promedio de otros países. Este hecho tuvo una gran exposición en el 2011 cuando cientos de israelíes salieron a las calles, para protestar por el elevado costo de vida. Comparando con los ciudadanos de los otros países de la OCDE, los israelíes gastan más dinero en bienes de consumo.

economía de Israel reflejada en seis datos estadísticos
Los precios de los alimentos en Israel son especialmente altos comparados con los de otros países de la OCDE

(Lea también: ¿Qué está pasando en las calles de Israel?)

El Centro Taub determinó que los precios de los alimentos son especialmente altos, hecho que fue atribuido a la baja competencia entre los productos nacionales y extranjeros, debido a la baja importación.

5. El sector de la alta tecnología en Israel es ahora 66% más productivo que en 1975. Desde ese mismo año, la productividad en el sector de los servicios ha incrementado muy poco, mientras que la industria de la alta tecnología, se ha convertido en la más destacada de Israel. Sin embargo este y otros sectores altamente productivos son sólo un tercio de la economía del país.

6. Cerca del 60% de los trabajos en Israel serán remplazados por la computarización o automatización. Israel enfrentará una posible realidad, al igual que en Estado Unidos y otros países industrializados, en la que las máquinas y computadores remplacen a las personas en muchos empleos. Aproximadamente en 20 años, cajeros, trabajadores de telemarketing e incluso conductores de transporte público, serán remplazados por la sistematización.

Por esta razón el director ejecutivo del Centro Taub, Avi Weiss, comentó a la Agencia Telegráfica Judía que las comunidades más débiles como la jaredí, no pueden ser educadas para labores en las cuales no podrán trabajar dentro de unos años.

En materia económica y social, Israel tiene los mismos retos para el futuro que otras naciones, pero además enfrentará los propios por la gran influencia religiosa en la mentalidad y cultura de sus habitantes.

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios