Rompiendo barreras con la música. Historia de una cantante brasileña en Israel

cantante brasileña en Israel

La dosis de talento, paciencia y perseverancia que se requieren para ser artista e inmigrante en un país, es muy grande. Así lo ha vivido Elisete Retter, una cantante brasileña en Israel, quien ha logrado construir una importante carrera artística, venciendo muchos obstáculos.

Elisete llegó a Israel proveniente de Rio de Janeiro en el año 1991, durante la Guerra del Golfo, justo en la época de los bombardeos con misiles iraquíes al territorio de Israel, los que obligaron a la recién llegada brasileña a permanecer por un tiempo en un refugio de Eilat, al sur del país.

Comenzar la vida en Israel no fue nada fácil para Elisete, quien llegó sola a los 17 años. Tuvo que enfrentar el aprendizaje del hebreo desde el refugio contra bombardeos, con el inclemente calor de Eilat, lugar donde sólo estuvo por un mes.

Por su colorida forma de vestir y su piel morena, Elisete llama la atención donde quiera que llegue; sin embargo, esto no siempre fue un aspecto positivo para ella.

Durante sus dos primeros años en la ciudad de Bat Yam, la joven brasileña vivió algunos episodios de intolerancia generados por el racismo; no obstante, ella no permitió que esas experiencias opacaran su espíritu alegre.

cantante brasileña en Israel
Con su particular belleza y estilo, Elisete llama la atención donde quiera que vaya, reflejando su personalidad alegre y generosa.

Recordando aquellas épocas, Elisete comenta: “Lo que realmente me ayudó en los momentos difíciles fue el humor, yo me río de todo, principalmente de mí”.

“Siempre he estado conectada con el amor, quiero mucho a la gente. Siempre convertí el limón en limonada”, así describe Elisete la fórmula que le ha permitido ser fuerte y lograr sus propósitos como aprender no sólo el hebreo sino además español, inglés, italiano, francés y ruso.

Su llegada al mundo de la música

Luego de establecer su residencia en Tel Aviv, durante cuatro años la artista trabajó como bailarina en una banda de música brasileña, pero cuando sintió que su ciclo allí había terminado, buscó hacer realidad su sueño de crear una escuela de samba para niños.

Por iniciativa propia, Elisete se dirigió al ayuntamiento de Tel Aviv donde buscó a la persona encargada de los asuntos culturales. Luego de encontrarla, tocó a su puerta y le dijo espontáneamente: “Me llamo Elisete, soy bailarina de Brasil y tengo el sueño de enseñar bailes brasileños a los niños. ¿Ustedes me pueden ayudar?”.

Como arreglado por el destino, la funcionaria del ayuntamiento dijo a Elisete: “No se cómo llegaste aquí, pero realmente es lo que estábamos buscando. Estamos pensando hacer algo así”.

De esa manera, la artista brasileña comenzó su labor de enseñanza en escuelas, donde creó grupos de baile con niñas que además se interesaron en entender las letras de las canciones en portugués.

A través del proceso de traducción de las canciones al hebreo, Elisete fue desarrollando su talento para el canto y la composición, creando sus propias canciones con ritmo brasileño y con letra hebrea.

cantante brasileña en Israel
Elisete en una de sus presentaciones. Foto cortesía de Elisete Retter

Luego de conocer a los músicos que hasta el día de hoy la acompañan, entre ellos otros artistas latinoamericanos, Elisete inició su carrera como cantante con canciones de su autoría.

Gracias a su talento y perseverancia, Elisete lanzó en el 2004 su primer álbum musical titulado “Luar e Cafe” (Luz de luna y café), en el que la mayoría de temas fueron escritos en hebreo por la cantante.

Un puente entre culturas

La combinación de los ritmos del Brasil con la lengua hebrea, tuvo una explosiva acogida en Israel, dando fama nacional e internacional a Elisete. Su éxito más grande “Capoeira” es un ejemplo de esta maravillosa mezcla.

Junto a músicos como el guitarrista israelí Ron Laor, Elisete continúo su producción musical que hoy suma seis álbumes. Además la cantante brasileña también realiza presentaciones en vivo para eventos y tiene un show especial en Jaffa.

cantante brasileña en Israel
Elisete ha sabido enlazar su espíritu sionista con sus raíces y cultura brasileñas. Foto cortesía de Elisete Retter

Más allá de su trabajo como cantante, Elisete conduce un programa musical para la radio de Japón en inglés, es corresponsal para un canal italiano sobre cultura, y a través de su canal en Youtube tiene su propio programa, “Elisete en las mañanas”, en el que resalta aspectos positivos de Israel y su cultura.

Por su destacado trabajo musical, Elisete ha sido entrevistada en programas de televisión y estaciones radiales a lo largo de todo Israel, en los que su música es escuchada. Además dos de sus temas musicales fueron incluidos en la banda sonora de la película israelí “La burbuja” en el año 2006.

Las habilidades lingüísticas de la artista le han permitido componer canciones y cantar en ruso, otro de los idiomas hablados en Israel.

Cuando le preguntamos si ella sentía alguna diferencia entre cantar en su lengua materna y hacerlo en un idioma extranjero, Elisete nos respondió: “Mi corazón es israelí, mi sangre es brasileña y mi alma es rusa. En todas las lenguas que canto siento que lo hago igual”.

Aunque Elisete admite que las melodías características del medio oriente no son de su gusto personal, ella define su estilo como una fusión entre la música brasileña y algunos elementos de la música israelí.

Dando a conocer su producción artística, Elisete se ha convertido en una embajadora, no sólo de su natal Brasil, sino además de la cultura y los aspectos positivos de Israel.

Mi corazón es israelí, mi sangre es brasileña y mi alma es rusa. En todas las lenguas que canto siento que lo hago igual.

Su último trabajo musical, guitarra y voz

A diferencia de sus trabajos musicales anteriores, en el último álbum de la destacada cantante, titulado “Quiet” (calma), el único instrumento musical es la guitarra. Además las canciones interpretadas por Elisete son más suaves y apacibles como lo sugiere el título del álbum.

Luego de todos estos años de carrera musical, la cantante cumplió su sueño de producir un álbum que reflejara su actual estado espiritual y lo que desea ver en Israel, verdadera calma. Las canciones de “Quiet” fueron escritas por Elisete en portugués, hebreo y  ruso.

Sobre las motivaciones para escribir las canciones del último álbum, Elisete comentó: “Ahora siento que estoy en una etapa espiritual y artística en la que hago lo que quiero sin buscar darle gusto a nadie…ahora lo hice con la verdad de mi alma, buscando algo sencillo, guitarra y voz”.

Con respecto a la vida artística en Israel, Elisete afirma que sólo quien es fuerte y realmente cree en sí mismo, logra sobrevivir en un limitado campo para el arte y la música.

Acerca del carácter fuerte y a veces hostil de los israelíes, Elisete reconoce que es un aspecto difícil, especialmente para los latinoamericanos, pero cuando ella comprendió que no se trataba de algo personal en su contra, y que por naturaleza los israelíes son de carácter fuerte, logró conectarse con la gente y ser un puente entre culturas.

“El país te recibe, pero tú también debes recibir al país. No es algo simple”, comenta Elisete cuando se refiere al proceso de entender la mentalidad, el lenguaje corporal y los códigos sociales en Israel.

La sencillez, carácter amoroso y filosofía de vida de Elisete, le permitieron romper las difíciles barreras de su comienzo en Israel, donde forjó su carrera artística, formó una familia con dos hijas y es una gran representante de la cultura latinoamericana.

(Lea también: El reto de inmigrar a Israel para el adulto mayor de 50 años)

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios