Mucho más que playas, lujos, diversión y tecnología. Un proyecto revela el lado humano de Tel Aviv

Humans of Tel Aviv
Humanos de Tel Aviv. La fortaleza yace en las diferencias, no en las similitudes. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Conocida como la Ciudad Blanca, la Ciudad que nunca duerme, la Ciudad gay y la ciudad del pecado del Medio Oriente, Tel Aviv es, para muchos, una de las ciudades más apasionantes del mundo.

Debido a su importancia comercial, económica y tecnológica, no son pocos los que erróneamente creen que Tel Aviv es la capital de Israel. La diversidad cultural y racial de esta ciudad es tan abrumadora que no sólo los turistas y extranjeros quedan asombrados.

También para los israelíes, Tel Aviv es una ciudad muy particular e impactante de su país, así es como la percibe Erez Kaganovitz , un fotógrafo y periodista israelí de 35 años, ciento por ciento sabra (término usado para los nativos de Israel), creador del proyecto fotográfico “Humans of Tel Aviv” (Humanos de Tel Aviv).

Erez nació en Haifa, realizó  sus estudios en Jerusalén, y luego de recorrer varios países del mundo regresó a Israel para establecerse en Tel Aviv. Allí tomó la decisión de mostrar al mundo la diversidad humana y cultural que hacen única a la Ciudad Blanca.

Israel desde adentro habló con Erez, sobre la inspiración y motivos que lo llevaron a iniciar este proyecto en el año 2012. Con respecto a la razón por la cual quedó impactado por Tel Aviv, el fotógrafo comentó: “…pude descubrir que Tel Aviv es un microcosmos de la sociedad israelí. Toda la diversidad y caracteres que hay en la sociedad israelí se encuentran en Tel Aviv. Es algo asombroso…”.

Judíos, cristianos, árabes, drusos, inmigrantes, hípsters, refugiados africanos, todos los tonos de la colorida y compleja sociedad israelí son los que el periodista busca plasmar en imágenes para que el mundo los conozca.

Humans of Tel Aviv
Diversidad y espiritualidad en las calles de Tel Aviv. Una mujer religiosa se dispone a orar en una parada de autobús. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

En nuestra charla, Erez Kaganovitz  hizo énfasis en valores de Tel Aviv que para él son destacables a través de su trabajo: “Hay  algo muy especial en esta ciudad. Su tolerancia, la aceptación hacia otro, la mentalidad del ‘Vive y deja vivir’”.

Humans of Tel Aviv
La notoria presencia y aceptación de la comunidad LGTB en Tel Aviv son también ilustradas en el proyecto. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

A través de Facebook y el sitio en internet de “Humans of Tel Aviv”, Erez comparte imágenes de personas desconocidas de la ciudad publicadas junto a  historias cortas que revelan detalles de sus vidas. Aunque no es fácil acercarse a un desconocido para tomarle una foto, el periodista ha recolectado las imágenes de más de mil personas. Aquellos más excéntricos y menos convencionales son quienes manifiestan mayor voluntad para compartir sus historias.

Humans of Tel Aviv
La belleza de las mujeres etíopes judías también está presente en las calles de Tel Aviv. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz
Humans of Tel Aviv
El ingeniero y general del ejército Daniel Gold, inventor de la tecnología usada en la “Cúpula de Hierro”, fotografiado en las calles de su natal Tel Aviv. Foto:  Cortesía de Erez Kaganovitz

Inspiración y motivación de “Humans of Tel Aviv”

El fotógrafo israelí se inspiró en el concepto de “Humans of New York”, de gran éxito en los Estados Unidos. Comparando Tel Aviv con la capital del mundo y otras grandes urbes, Erez destaca una gran diferencia: “En un área muy pequeña hay una mezcla increíble de gentes…cada cuarto de hora de recorrido por la ciudad, su carácter, población y ambiente cambian por completo, es maravilloso”.

Durante su paso por Estados Unidos, Europa y la India, el fotógrafo se percató, como muchos otros israelíes, de las ideas equivocadas y mitos sobre su país, arraigados en el pensamiento de muchos. Esto motivó a Erez a crear “Humans of Tel Aviv” y así mostrar al mundo que Israel no es ningún campo de batalla, es un país con libertades humanas poco conocidas.

Al respecto el fotógrafo comentó: “Nunca diría que Israel es una nación perfecta, pero me molesta que la mayoría de las personas no saben nada acerca de Israel y se dejan llevar por los titulares de las noticias internacionales”.

Humans of Tel Aviv
El amor por los perros, una característica de los habitantes de Tel Aviv también documentada en “Humans of Tel Aviv”. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz
Humans of Tel Aviv
Mujeres musulmanas en una playa de Tel Aviv. Con respecto a esta imagen Erez comentó: “Nunca se ha propuesto en Israel obligar a las mujeres a dejar su hijab, burquini o algo similar”. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Una mirada a la espiritualidad de Tel Aviv

Humans of Tel Aviv
Un judío ultraortodoxo hípster. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Por ser una de las ciudades más costosas del mundo, Tel Aviv es vista por muchos como un lugar de carácter materialista y poco espiritual. Sin embargo, el fotógrafo israelí considera que la libertad de pensamiento y diferentes filosofías de vida que ha encontrado en las calles de Tel Aviv, muestran que en ella también hay mucha espiritualidad.

Humans of Tel Aviv
La diversidad étnica y cultural hacen de Tel Aviv una ciudad colorida y viva. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Como parte de la sociedad israelí, judíos ultraortodoxos de Tel Aviv también han posado para la lente de Erez. El periodista destacó la reacción de un joven padre de familia ultraortodoxo quien caminaba junto a su esposa y su pequeño hijo. Para él fue extraño que un secular lo viera como un ser humano y no como una “caja negra” sin emociones ni voluntad. 

Humans of Tel Aviv
Aunque las diferencias en los códigos de comportamiento social son a veces una barrera entre judíos ultraortodoxos y seculares, Erez también ha logrado incluir imágenes e historias de religiosos que han aceptado posar para su lente. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Para Erez, entre las historias más conmovedoras que ha encontrado en las calles de Tel Aviv están las de aquellos que han decidido abandonar la vida religiosa, en especial la ultraortodoxa, para vivir como seculares. El cambio extremo por el que atraviesan estas personas y las múltiples dificultades que enfrentan, hacen parte de las historias de “Humans of Tel Aviv”.

Humans of Tel Aviv
Esta imagen encierra la conmovedora historia de una familia de Tel Aviv, cuyo abuelo fue sobreviviente del holocausto en el campo de concentración de Auschwitz. Para honrar su memoria, los miembros de la familia Diamant (diamante en alemán), tatuaron en sus antebrazos el número de prisionero de su abuelo y junto a este la imagen de un diamante. Foto: Cortesía de Erez Kaganovitz

Como parte de su proyecto, Erez dicta conferencias y expone su trabajo fotográfico en cualquier lugar del mundo donde sea invitado para dar a conocer la realidad de la vida en Israel más allá del conflicto.

(Lea también: Música israelí, compleja fusión de culturas plasmada en un maravilloso lugar de Jerusalén)

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios