El Monte de los olivos, el lugar más sagrado de Jerusalén después de la Ciudad Antigua

Monte de los Olivos

El cementerio judío

En la ladera del Monte de los olivos, sobresale el Cementerio judío, el más antiguo e importante de Jerusalén, en el cual se ha dado sepultura a miles de judíos desde la época del Primer Templo hace más de 3000 años. Entre los sepulcros más antiguos hallados en el siglo XIX al pie del monte, uno fue atribuido al del hijo del Rey David, Absalón, y otro al profeta Zacarías.

El cementerio judío
Miles de sepulcros se encuentran en el Cementerio judío de 3000 años de antigüedad

En la fe judía, el Monte de los olivos tiene una gran importancia ya que según el libro de Zacarías 14 versículo 4, este será el lugar donde comenzará la resurrección de los muertos en el tiempo de la llegada del Mesías.

El cementerio judío
El cementerio está ubicado frente a la Ciudad Antigua y según la fe judía los sepultados allí serán los primeros en resucitar en la venida del Mesías

Grandes personalidades religiosas y políticas de Israel como el exprimer ministro Menachem Begin, han sido sepultadas en este importante lugar sagrado.

El cementerio judío
En la parte baja del Monte de los olivos se encuentran algunas de las sepulturas más antiguas.

La capilla de la ascensión

En la cima del Monte de los olivos, en medio de uno de los barrios árabes de Jerusalén, se encuentra una pequeña capilla en forma de mezquita desde la cual, según una tradición iniciada en el siglo IV d.C. en la época del emperador Constantino I, Jesús ascendió al cielo.

La capilla de la ascensión

La peregrina cristiana conocida como Egeria, fue quien aseguró en el año 384 haber encontrado el lugar exacto de la ascensión de Jesús luego de hallar una roca con la forma de lo que ella interpretó como las huellas que dejó Jesucristo al ascender. Una iglesia abierta de estilo bizantino con pórticos y arcos se construyó en el lugar, pero luego durante la conquista musulmana, el sultán Saladín destruyó el templo casi por completo en el año 1188.

La capilla de la ascensión
La peregrina Egeria, quien visitó Jerusalén en el año 384, interpretó las formas en esta roca como las huellas de Jesús.

Ya que en el islam Jesús es reconocido como un profeta, se mantuvo el carácter sagrado del lugar, por lo cual los musulmanes cerraron los espacios entre las columnas que rodean la roca con las huellas y colocaron un domo para dar forma a una mezquita. Años más adelante otra mezquita fue construida junto a la estructura renovada que quedó como una capilla y así permitir que los cristianos visitaran el lugar.

La capilla de la ascensión
Restos de las antiguas columnas de la iglesia construida por Constantino aún permanecen

En la actualidad la capilla está bajo la administración de los árabes musulmanes de At Tur en Jerusalén.

La iglesia del Pater Noster

Muy cerca de la Iglesia de la ascensión se encuentra la Iglesia del Pater Noster o Santuario de Eleona construida por orden de Constantino I para conmemorar la ascensión de Jesús. Helena, madre de Constantino, dirigió la construcción de la iglesia encima de una cueva en la que, según la tradición Jesús enseñó el “Padre nuestro” a sus discípulos.

La iglesia del Pater Noster

La iglesia del Pater Noster
En los muros exteriores e interiores de la Iglesia del Pater Noster, numerosos mosaicos tienen escrito el “Padre nuestro” en más de 50 lenguas.

La iglesia del Pater Noster

La iglesia del Pater Noster
“Padre Nuestro” en arameo y hebreo

La iglesia del Pater Noster

Aunque no se sabe con certeza si ese hecho relatado en los escritos bíblicos realmente ocurrió en aquel lugar del Monte de los olivos, el carácter sagrado del lugar aún permanece.

Luego del período bizantino, la iglesia fue destruida como todas las demás en el monte y sólo hasta el siglo XIX empezó su reconstrucción que hasta el día de hoy no ha finalizado. Actualmente el lugar está bajo el dominio de los franceses y se caracteriza por tener a los largo de todos sus muros mosaicos con el “Padre nuestro” escrito en más de 50 lenguas diferentes.

La iglesia del Pater Noster
La iglesia del Pater Noster no se ha reconstruido por completo.

La iglesia del Pater Noster

La iglesia del Pater Noster
En esta cueva debajo de la iglesia es donde según la tradición, Jesús enseño el “Padre nuestro” a sus discípulos.

La iglesia del Pater Noster La iglesia del Pater Noster

La arquitectura y decoración de la iglesia son mucho más modestas comparadas con la Iglesia de todas las naciones y a diferencia de los demás templos del Monte de los olivos,  el ingreso no es gratuito.

La iglesia de María Magdalena

Aunque no tiene la importancia histórica de las demás iglesias ya que no está asociada con algún suceso bíblico en especial, la Iglesia de María Magdalena se destaca en la ladera del Monte de los Olivos por su hermosa arquitectura.

La iglesia de María Magdalena

La iglesia de María Magdalena
La hermosa arquitectura de la Iglesia de María Magdalena sobresale en el Monte de los Olivos

Perteneciente a la iglesia ortodoxo rusa, este templo fue construido en 1886 en honor a María Magdalena, seguidora de Jesús. Sus brillantes cúpulas doradas en forma de bulbo, típicas de la Europa oriental, se pueden apreciar desde diferentes puntos de la capital de Israel, especialmente desde los miradores de la Ciudad Antigua.

(Lea también: Jerusalén, la ciudad de oro, vista desde tres de sus emblemáticos puntos de observación)

La iglesia de María Magdalena La iglesia de María Magdalena

La iglesia está en medio de un monasterio rodeado por hermosos jardines con acceso al público al igual que la iglesia.

La iglesia de María Magdalena
Alrededor de la Iglesia de María Magdalena numerosos árboles de olivos y jardines adornan el tranquilo lugar.

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios