El renacimiento del idioma hebreo y su evolución, un imposible hecho realidad

renacimiento del idioma hebreo

El idioma hebreo actualmente hablado en Israel, es el resultado de una serie de luchas y hechos históricos que permitieron el renacimiento de una lengua, que dejó de ser hablada por más de 1700 años.

En la Academia de la Lengua Hebrea conversamos con el doctor en lingüística Gabriel Birnbaum quien nos relató acerca de la particular manera como surgió el idioma oficial en Israel y su evolución.

El hebreo moderno comenzó a forjarse a finales del siglo XIX y principios del siglo XX gracias a la determinación y firmeza de un hombre soñador e idealista, Eliezer Ben-Yehuda.

Nacido en una familia judía en lo que hoy conocemos como Lituania, Eliezer Ben-Yehuda contrajo desde muy joven tuberculosis, lo que le impidió continuar con sus estudios de medicina en París. El ideal del resurgimiento del pueblo judío en su propia nación, fue para Ben-Yehuda el motivo de inspiración. Refiriéndose a este, el doctor Birnbaum, comentó que el padre del hebreo moderno reflexionó sobre el tema y concluyó en aquella época sobre el pueblo judío:

Nunca llegaremos a ser un pueblo independiente en nuestra tierra si no tenemos nuestra propia lengua.

A pesar de su enfermedad, Ben-Yehuda se casó y decidió establecerse en el territorio de Israel, en ese entonces bajo el dominio del Imperio Otomano, en 1881.

El sueño de reavivar el hebreo como lengua hablada era prácticamente imposible. Así lo pensaban lingüistas y escritos en lengua hebrea de aquellos años. Aunque era un idioma usado sólo para la escritura de textos de carácter religioso, espiritual y poético, se pensaba que nunca se volvería a hablar. ¿Cómo alguien sin ser lingüista logró lo imposible?

La firmeza y tenacidad de un soñador

Sólo alguien con firmes convicciones y gran pasión por una ideal puede cambiar la historia como lo hizo Eliezer Ben-Yehuda, quien acordó con su esposa desde su llegada a Israel que el hebreo sería la única lengua que aprenderían sus hijos.

renacimiento del idioma hebreo
Eliezer Ben-Yehuda en 1910 frente a su escritorio en el que trabajaba por horas de pie. Al lado izquierdo se observa un cuadro en la pared con la frase en hebreo “El día es corto y la labor es mucha”. Foto: Archivo Central Sionista, zionistarchives.org.il.
renacimiento del idioma hebreo
El escritorio original de Eliezer Ben-Yehuda se conserva actualmente en el “Cuarto Eliezer Ben-Yehuda” ubicado en el edificio de la “Academia de la Lengua Hebrea” en Jerusalén. El cuadro con la motivadora frase “El día es corto y la labor es mucha” también se conserva junto con otros elementos personales del padre del hebreo moderno.

A finales del siglo XIX en lo que se conocía entonces como el territorio palestino del Imperio Otomano, se hablaba árabe, yiddish y ladino entre otras lenguas. Ben-Yehuda dominaba varios idiomas que le permitieron formar un círculo social en Jerusalén.

Ante la imposibilidad que representaba revivir el hebreo hablado, muchos vieron a Eliezer Ben-Yehuda como alguien ingenuo y obstinado. Incluso Theodor Herzl, padre del sionismo y quien argumentaba (antes de la Primera y Segunda Guerra Mundial) que en la nación para los judíos debería hablarse alemán o varias lenguas como en algunos países europeos, consideró absurda la idea de una nación donde sólo se hablara hebreo. Este pensamiento Herzl lo inmortalizó con la frase: “¿Quién de nosotros sabe pedir un pasaje de tren en hebreo?”

El doctor Birnbaum destacó que en realidad Ben-Yehuda tenía la oposición de muchos para revivir el hebreo, incluyendo algunos escritores judíos y la comunidad de religiosos ultraortodoxos, principalmente de la Ciudad Antigua de Jerusalén. Sin embargo, Ben-Yehuda se mantuvo firme en su ideal y con asombrosa constancia y disciplina se embarcó en la tarea de modernizar el hebreo.

Siendo conocedor de los escritos bíblicos, talmúdicos y demás literatura hebrea, el padre del hebreo moderno se basó en ellos y en la gramática ya establecida siglos atrás, para crear palabras y darle un nuevo significado a algunas ya existentes.

Modernización del hebreo

Como lo explicó el doctor Birnbaum, gracias a la estructura de la gramática hebrea no es difícil crear nuevas palabras partiendo desde su raíz. Lo realmente difícil es lograr un consenso y aceptación de las palabras. Por esta razón Eliezer Ben-Yehuda junto a otros seguidores de su causa, estableció el Comité de la Lengua Hebrea en 1890.
renacimiento del idioma hebreo
Algunos de los muebles y libros que hicieron parte de la casa de Eliezer Ben-Yehuda en Jerusalén se preservan también en el “Cuarto Eliezer Ben-Yehuda” en la Academia de la Lengua Hebrea

Aunque era un idioma muy antiguo, en el hebreo hacían falta muchos términos surgidos de la modernidad y la ciencia. Palabras como tren (raquebet), bicicleta (ofanaim) y periódico (itón) fueron inventadas por Ben-Yehuda, mientras que otras como pistola (ekdaj) ya existían en el Tanaj pero con un significado distinto.

A través del periódico HaTzvi  (La Gacela) de su autoría y escrito en hebreo, Eliezer introdujo desde 1884 nuevas palabras y su uso.  En su hogar, la estricta norma de sólo hablar hebreo, representaba un reto para su esposa.

El doctor Birnbaum comentó: “él (Ben-Yehuda) era un fanático de su ideal, eso a veces tiene aspectos no muy agradables”, refiriéndose a la manera aislada como el padre del hebreo moderno educó a su primogénito para que no tuviera la influencia de otras lenguas. Sin embargo su primer hijo, Itamar Ben-Tzion, fue el primer niño que habló el hebreo moderno como lengua materna.

Al principio tan sólo otras cuatro familias acordaron hablar únicamente hebreo en sus hogares. Luego más personas mostraron su interés en aprender la lengua.

renacimiento del idioma hebreo
En el “Cuarto Eliezer Ben-Yehuda” de la “Academia de la Lengua Hebrea” se encuentra una pequeña escultura con la forma de la mano derecha del precursor del hebreo moderno, a la cual le faltaba el dedo índice. Ben-Yehuda amputó su dedo por sí mismo desde muy joven para evitar servir en el ejército ruso.

Varias tragedias enlutaron la vida de Ben-Yehuda, como la muerte de su esposa a temprana edad y la de tres de sus cinco primeros hijos. Sin embargo, se casó de nuevo con su cuñada con quien tuvo otros seis hijos y quien lo animó a crear un diccionario para el naciente hebreo.

A pesar de su difícil vida y de ser tildado de “hereje” por los ortodoxos de Jerusalén, Eliezer nunca renunció a su objetivo, dedicando hasta 17 horas diarias en la elaboración del diccionario.

Ben-Yehuda logró conformar un enorme catálogo con las palabras que él creo y términos usados en la antigua literatura hebrea con su nuevo uso. El doctor Birnbaum aclara que las palabras creadas por Ben-Yehuda fueron pocas, la parte más importante de su invaluable trabajo fueron las explicaciones y recopilación de términos antiguos llevados a la modernidad.

En el diccionario creado por Eliezer Ben-Yehuda, una simbología especial indicaba el origen de las palabras

Itón – periódico Galiut – ondulación Babua – reflejo Atid – futuro  

Este catálogo dio origen al primer diccionario de hebreo moderno. En vida, Eliezer pudo culminar sólo cinco volúmenes de este, un duro trabajo que continuaron otras importantes figuras de la lengua hebrea.

renacimiento del idioma hebreo
Uno de los volúmenes del diccionario que Eliezer Ben-Yehuda publicó en vida. En la parte superior derecha se encuentra un texto escrito a puño y letra del padre del hebreo moderno. El diccionario completo se encuentra en la Academia de la Lengua Hebrea en Jerusalén.

¿Cómo se popularizó el nuevo hebreo?

Luego de diez años en su intento por revivir el hebreo hablado, la desesperanza afectó a Ben-Yehuda ante la poca aceptación. Sin embargo, lo que dio un enorme impulso para alcanzar el ideal fue la gran ola migratoria proveniente de Europa Oriental conocida como la Segunda Aliá. Esta que llegó al territorio de Israel entre 1904 y 1914.

Caracterizados por su espíritu idealista, los nuevos inmigrantes de aquella época acogieron con fascinación el hebreo naciente. Curiosamente el mercado de Jerusalén fue uno de los lugares donde comenzó a popularizarse la lengua. Al momento de comprar y vender, poco a poco el hebreo se volvió el idioma común para los judíos de diferentes lenguas.

Otro hecho definitivo en la propagación del hebreo moderno, fue la decisión de la Asociación de Maestros de la época de hacer uso de esta lengua, como el idioma oficial de instrucción en las escuelas.

Sin embargo en 1913, un grupo de judíos provenientes de Alemania quiso establecer la primera escuela de estudios técnicos avanzados en el territorio, el Technikum, con el alemán como lenguaje de instrucción. Esto provocó una contienda conocida en la historia de Israel como la Guerra de las Lenguas, en la que estudiantes y maestros protestaron, exigiendo como lenguaje de instrucción el hebreo.

Finalmente la voluntad de la mayoría se impuso y el hebreo fue oficialmente el lenguaje de instrucción en aquella institución que luego dio origen al Technion, Instituto Tecnológico de Israel.

 “…se puede decir que aproximadamente en 1914 el hebreo, como lengua hablada, ya era una realidad incluso como idioma materno en muchos jóvenes…” comentó el doctor Birnbaum.

En 1948, cuando se estableció el Estado de Israel, 26 años después de la muerte de Eliezer Ben-Yehuda, la población en Israel era de 600 000 habitantes. Para el 54% de ellos el hebreo era su única lengua, un 21% lo hablaba como su idioma principal, para un 5% era un idioma adicional y sólo un 20% de la población no hablaba hebreo.

A través de los años, otros eruditos de la lengua hebrea como el poeta Jaim Bialik y el lingüista Naftali Tur-Sinai, continuaron la labor de Ben-Yehuda agregando nuevos términos y fortaleciendo el hebreo moderno en Israel. En 1953 lo que fue el Comité de la Lengua Hebrea se convirtió en la Academia de la Lengua Hebrea hoy establecida dentro de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

En 1959, luego de 37 años de la muerte de Ben-Yehuda, se publicó el último volumen del diccionario que el precursor del hebreo moderno comenzó a elaborar de manera incansable.

También desde el año 1959, la Academia de la Lengua Hebrea comenzó la elaboración del Diccionario Histórico de Hebreo, trabajo que hasta el día de hoy aún continúa.

El Hebreo hoy día

Así como en la antigüedad el hebreo tuvo influencia del árabe (ambas lenguas semíticas), en el hebreo moderno idiomas como el yiddish, ruso, polaco, alemán y en las últimas décadas el inglés, han jugado un importante papel en el idioma hoy en día hablado en Israel.

En hebreo, palabras como televisión (televizia), radio (radio), internet (internet) o teléfono (télefon) se pronuncian de manera muy similar al inglés o español.

En sus 63 años de existencia, la Academia de la Lengua Hebrea ha ampliado considerablemente el vocabulario del idioma en todos los campos de la sociedad moderna. Nuevos términos hebreos se crean a través de comités especiales para diferentes campos del conocimiento como medicina, psicología, ciencias exactas y aplicadas.

En las últimas décadas la Academia ha estado abierta a acoger términos de diferentes áreas ya existentes en lenguas extranjeras. Por ejemplo, palabras como electrón (electrón), microscopio (microscop), esquizofrenia (squizofrenia) y energía (energuia) tienen su origen en lenguas europeas.

Aunque en algunos casos la Academia fija una palabra hebrea para remplazar un extranjerismo, esta no es usada por los israelíes, como en el caso de “internet”, cuyo remplazo (mirshetet) fue acordado por la Academia en el 2004, pero la gran mayoría del público israelí y los medios continúan usando “internet”.

Cada año la Academia recibe cientos de sugerencias de los israelíes para renovar términos o cambiar un extranjerismo.

El doctor Birnbuam aclara que si el público utiliza con frecuencia un nuevo término gramaticalmente correcto, la Academia de la Lengua Hebrea lo acepta. Por ejemplo, la palabra “género” en hebreo (migdar) comenzó a usarse espontáneamente y por iniciativa popular hace poco más de 20 años, hasta que oficialmente fue aceptada.

Ya que la lengua universal de la ciencia actual es el inglés, ésta ha influenciado notoriamente en el hebreo en las últimas cuatro décadas.

A diferencia de otras lenguas como el español y el inglés habladas en muchos lugares del mundo, en el hebreo moderno, hablado sólo en el pequeño territorio israelí, no existen dialectos geográficos.

Mientras que en los años 50 y 60 el idioma hablado en israel se dividía en hebreo genérico o asquenazí y el hebreo mizrají, hoy día esta diferencia ha ido desapareciendo con las nuevas generaciones, ya que como lo comenta el doctor Birnbaum, la pronunciación del hebreo es prácticamente la misma entre los jóvenes.

(Lea también: Música israelí, compleja fusión de culturas plasmada en un maravilloso lugar de Jerusalén)

El sorprendente resurgimiento del hebreo como lengua hablada, fue el resultado de la inquebrantable voluntad y compromiso nacionalista de muchas personas en la historia moderna de Israel, pero sin duda alguna el papel de Eliezer Ben-Yehuda fue determinante para que lo imposible se hiciera realidad, una realidad hablada por más de siete millones de personas.

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios