Una vida llena de magia y solidaridad, historia de un mago latinoamericano en Israel

mago latinoamericano en Israel
Foto: Cortesía de Gustavo Iusim

Vivir como artista en cualquier parte del mundo no es nada sencillo y mucho más cuando se lucha por forjar la vida en un país extranjero con lengua y costumbres distintas. Para Gustavo Iusim, un mago latinoamericano en Israel, esta lucha ha sido fuente de gratas experiencias y grandes satisfacciones, gracias a su talento y alma solidaria con las que llegó a construir su vida. Sigue leyendo

Diseñadora y arquitecta latinoamericana, compartió su historia de vida en Israel

Diseñadora y arquitecta latinoamericana, compartió su historia de vida en Israel
Decoración del café Basma, en Yafo - Tel Aviv, uno de los proyectos de Clara Regen

Luego de terminar sus estudios en el 2006, Clara Regen, diseñadora y arquitecta, en ese entonces con 35 años, decidió aceptar la oportunidad ofrecida por el gobierno israelí para realizar una pasantía, aprovechando que su hermana ya se encontraba en Israel desde hace unos cuantos años.

En la ciudad donde residía, Salta en Argentina, Clara fue muy activa dentro de la comunidad judía, lo que le permitió enterarse de las oportunidades ofrecidas por la Agencia Judía, la cual le consiguió trabajo en un estudio de arquitectura en Tel Aviv durante cuatro meses.

Aunque sus conocimientos del idioma hebreo eran pocos, Clara tenía un excelente nivel de inglés que le permitió desenvolverse  muy bien en su trabajo, a tal punto que su jefe en Israel le pidió que se quedará dos meses más y al cabo de estos le sugirió que inmigrara del todo al país.

Sigue leyendo

Boris Rubaja, su vida como actor en Israel

Boris Rubaja

Para los amantes de las telenovelas el nombre de Boris Rubaja debe sonar familiar.  Boris es un conocido actor argentino que en las décadas de los 80 y 90 fue galán en muchas recordadas telenovelas como Micaela, María, María y María y 90-60-90 modelos.

Boris llegó sólo a Israel en Mayo del 2002 dejando a su madre y hermano en Argentina y conociendo tan sólo unas cuantas palabras en hebreo.

Sigue leyendo

Formando una familia en Israel

Salón de belleza de Débora Freue

A comienzos de los años 2000, la situación económica y social en Argentina llevó a muchos de sus ciudadanos a buscar una mejor calidad de vida y oportunidades en Israel, como en el caso de Débora y Gabriel, dos jóvenes de tradición judía religiosa que se conocieron en Buenos Aires y decidieron comenzar su vida matrimonial en Israel.

La pareja organizó su viaje para el día siguiente de su boda y planearon en principio llegar a Karnei Shomron en Cisjordanía, pero por la situación de seguridad que en ese entonces se vivía en la zona decidieron cambiar los planes y comenzar su proceso de aliá en Ashkelon.

Sigue leyendo

La doble encrucijada de los adultos mayores inmigrantes en Israel

Atardecer en Netanya
Atardecer en Netanya

Emigrar desde Latinoamérica hacia un país con diferencias sociales y culturales tan marcadas como Israel  es un proceso lleno de incertidumbres y dificultades. Quienes emprenden la aventura siendo jóvenes tienen a su favor la flexibilidad propia de su edad para adaptarse a los cambios.

Quienes, por el contrario, son personas mucho más maduras y entradas en años, enfrentan una doble encrucijada porque no sólo tienen que pasar por todo el proceso de adaptación sino que además deben superar la marginación de una sociedad que ya no los ve como personas laboralmente productivas.

La historia de Aída Daitch es un reflejo de ello. Aída era una exitosa abogada penalista en Buenos Aires, quien no tenía en sus planes de vida inmigrar a Israel. Debido a ciertas circunstancias, tuvo que dejarlo todo y emprendió viaje hacia un país en cuya sociedad ha tenido que enfrentar los problemas y los estigmas de ser una persona mayor.

Sigue leyendo

Retos y oportunidades para una pareja con hijos bajo el sol de Israel

Carmiel. Foto: Wikipedia
Mónica Esquenazi
Mónica Esquenazi

Durante el curso de sus estudios escolares o profesionales, muchos judíos latinoamericanos han tenido la oportunidad de conocer Israel y han quedado enamorados de esta tierra.

Este fue el caso de Mónica Eskenazi, quien a los 21 años de edad visitó Israel para estudiar el idioma y acercarse más a sus raíces judías. En esa visita conoció a su esposo Rafael,  quien regresó a Argentina después de que Mónica también retornara para finalizar sus estudios de Trabajo Social.

Después del matrimonio, Mónica y Rafael pensaron regresar a Israel pero solo lo hicieron quince años después, en 1997, con sus dos hijos David de 9 años y Daniela de 11 . Llegaron al mercaz aklita de Be’er Sheva con sólo mil dólares en el bolsillo.

Los primeros cuatro meses no recibieron el dinero que les corresponde a los nuevos inmigrantes ya que Rafael recibió un estatus diferente, el de ciudadano que retorna o tochav jozer. Después de dar la palea fueron reconocidos como olim hadashim  y les permitieron vivir por más tiempo en el mercaz.

Sigue leyendo

Del kibutz a la ciudad: historia de un nuevo comienzo en Israel

Kiriat Shmona. Foto: Wikipedia
Kiriat Shmona

“Cada quien habla de la fiesta, según cómo le va”, dice un coloquial refrán. Mientras algunas personas no han podido superar el proceso de adaptación en Israel, otras han recorrido un camino difícil pero han logrado amoldarse a las condiciones culturales y económicas del nuevo país que los acoge.  La historia de  Adriana Dargoltz y su familia es el típico ejemplo de quienes tienen un duro comienzo en el ambiente aislado de un kibutz y luego se abren paso en las ciudades israelíes.

Adriana  llegó a Israel con su esposo y su hija de 10 años el 30 de diciembre de 2002, dejando atrás a sus hijos de 18 y 19 años en Argentina. Decidieron hacer aliá buscando un mejor futuro para sus hijos y un lugar más seguro para vivir.

Sigue leyendo

Cuando los sueños no se hacen realidad

Al buscar las historias de vida para esta sección  entre los Olim e  inmigrantes, quisiera poder encontrar siempre testimonios y anécdotas de éxito donde todos los esfuerzos dan sus frutos, pero esto sería equivalente a pretender que la vida siempre es color de rosa o que Israel es un paraíso perfecto donde todo el que se esfuerza obtiene lo que quiere, hecho que es totalmente alejado de la realidad no sólo en este país sino en cualquier otro lugar del planeta.

El siguiente relato es también parte de la realidad compleja de la inmigración y se debe conocer de la misma manera como queremos conocer el lado positivo y optimista de esta.

Martha llegó a Israel en diciembre de 2001 proveniente de Uruguay.  Desde muy joven quiso vivir en Israel pero tenía un buen trabajo en su país y le daba temor abandonarlo. En su empleo se encargaba del manejo contable y administrativo de una compañía de importaciones. Ella estudió administración de empresas y sabe hablar inglés y francés.

Cuando se quedó sin trabajo y su padre falleció, Martha pensó que ese era el momento adecuado para hacer Aliá. Contacto a la Sheliaj (Representante de la Agencia Judía) de su país, quien le dijo que no tendría ningún problema para encontrar trabajo en su profesión y que por sus conocimientos en idiomas lograría en no más de cinco años conseguir un buen empleo en el sector turístico de Israel.

Martha llegó al centro de absorción para Olim Jadashim (Mercaz Klita) de Raanana. Allí tenía derecho a estudiar hebreo gratuitamente durante cinco meses. Ella recuerda: “Yo era una excelente estudiante en el Ulpán (Escuela de hebreo), me iba muy bien con las pruebas y exámenes, me sentía segura, pero después de esos cinco meses sabía que eso no era suficiente.”

Con poco hebreo pero con optimismo, Martha pensaba que en uno o dos años de estudio intensivo podría alcanzar el nivel de lenguaje que buscaba y lograría encontrar un buen trabajo. Por tanto continuó sus estudios del idioma durante los tres primeros años en el país al mismo tiempo que buscaba empleo.

Sigue leyendo

La vida en un extremo de Israel

eilat
Eilat. Foto: Wikipedia

Cecilio y  Sonia son una pareja de argentinos que se conocieron en su juventud pero sólo después de 10 años lograron reunirse para casarse y  vivir en la ciudad costera de Eilat.

Eilat – Israel

Este año cumplieron cinco años de casados y para Cecilio también han sido cinco años viviendo en Israel.  Sonia inmigró primero junto con su padre hace catorce años  dejando en Argentina a Cecilio quien luego viajo a  España y vivió allá por cinco años sin olvidarse de Sonia.

Cecilio decidió que se reuniría nuevamente con Sonia, para lo cual solicitó la visa de turista y así entrar en Israel. Una vez juntos, se casaron e iniciaron el proceso para la legalización del estatus y la adquisición de la ciudadanía para Cecilio.

Aunque en su adolescencia Sonia se opuso a viajar a Israel por no separase de Cecilio, tuvo que seguir los pasos de su familia y vivir nueve años en Nazaret Ilit.  Ella tenía previos conocimientos de hebreo que estudió en Argentina, sin embargo los primeros años fueron difíciles y sufrió de depresión principalmente por estar alejada de quien tanto amaba.

Cuando Cecilio llegó a Israel no tenía ningún conocimiento del idioma, “Al principio me defendía con el inglés, pero en la actualidad se me dificulta hablarlo porque cuando aprendes otro idioma todo se complica más. El hebreo en ese entonces me parecía rarísimo, pero cuando comencé a trabajar ahí fue cuando empecé a aprender el idioma. Me hubiera gustado estudiar el hebreo antes de venir, en la actualidad lo hablo pero no lo escribo.”

Sigue leyendo

Dejándolo todo atrás

Ma'ale Adumim
Ma'ale Adumim. Foto: Wikipedia

Daniel y Marina provenientes de Argentina, llegaron a Israel en diciembre de 2002 con sus hijas de 2 y 8 años en ese entonces.

Daniel trabajaba como profesor de computación en una  escuela secundaria y Marina para el ministerio de salud como obstetra. En la actualidad viven en una pequeña población cercana a Jerusalén llamada Ma’ale Adumim.

Ma’ale Adumim- Cisjordania. Ciudad donde residen actualmente Daniel y Marina

Las personas que vivían en provincias de Argentina y estaban interesadas en ir a vivir en Israel, eran reunidas en los centros comunitarios donde un  Sheliaj, que es el representante de la agencia Judía, daba una charla acerca de las posibilidades de trabajo y comparaba entre la situación de Israel y Argentina en aquel tiempo.

Sigue leyendo