Israel reafirma su importancia en el campo científico

Daniel Shechtman - Foto tomada de Nobelprize.org

El 5 de octubre de 2011 la Real Academia de las Ciencias de Suecia otorgó el premio nobel de química al profesor Israelí Daniel Shechtman de 70 años de edad. Nacido en Tel Aviv en 1941, el profesor Shechman está vinculado a la facultad de ingeniería de Materiales  del Instituto Tecnológico de Israel – Technion, donde es maestro e investigador.

El trabajo que hizo merecedor del nobel al profesor Shechtman, fue el polémico descubrimiento de los cuasi-cristales hace casi 30 años cuando observó  en un material una estructura que se suponía era imposible que existiera.

Los científicos en el campo de la cristalografía afirmaban que la estructura de los sólidos y en especial de los cristales, se caracteriza por tener un ordenamiento cíclico o periódico,  sin embargo el  nuevo hallazgo de Shechtman contradecía esta ley que se suponía irrefutable. Por esta razón el comité del premio nobel afirmó que este descubrimiento “forzó a los científicos a cambiar su percepción acerca de  la naturaleza de los materiales.”

Fue el 8 de abril de 1982 cuando Shechtman, analizando un material que el mismo creó con aluminio y manganeso, observó a través de un microscopio electrónico que los átomos de aquel material  no estaban ordenados de forma periódica sino que poseían un patrón diferente. Antes de este descubrimiento la comunidad científica especializada en el tema de la cristalografía afirmaba que la única manera en que se organizaban o distribuían los átomos en una estructura cristalina era obedeciendo  un arreglo periódico, pero ahora se conoce que existen otras formas en las que se ordenan los átomos en el espacio,  las cuales fueron denominadas cuasi periódicas.

Estructuras períodicas del diamante

 

Estructura de un cuasi-cristal

 

Gracias al descubrimiento de Shechtman, otros científicos produjeron los cuasi cristales en laboratorios y más tarde se encontraron estructuras cuasi cristalinas en la naturaleza.  En la actualidad, con base en estos nuevos conocimientos, se han desarrollado aceros y superficies no adhesivas cuya resistencia al calor y solidez no tienen precedentes.

Ya que los científicos más reconocidos en el campo estaban totalmente convencidos de la periodicidad de las estructuras sólidas y cristalinas, algunos pensaron que los resultados de Shechtman no eran ciertos y por esta razón durante varios años este científico israelí  sufrió la fuerte oposición de la comunidad científica e incluso muchos buscaron ridiculizar sus hallazgos.

El ministro Israelí para la ciencia, el profesor Daniel Hershkowitz, colega y amigo personal de Schechtman, afirma que este ‘’es considerado un prodigio en el campo de la ciencia porque descubrió algo que los expertos en la materia no creían que pudiera existir, sin embargo él es un hombre muy modesto, sonriente y amigable. Las agudas críticas que recibió su investigación pudieron haber mermado su seguridad, pero es ahí donde se mide el carácter fuerte de un científico convencido. Daniel es un hombre excelente y un investigador elogiado.”

En los últimos ocho años cuatro israelíes han recibido el premio nobel, hecho notoriamente excepcional para un pequeñísimo país que declaró su independencia hace tan solo 63 años.

 

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios