Investigación de la Universidad de Tel Aviv será la clave para la cura contra un cáncer muy común

Universidad de Tel Aviv
Foto: en-lifesci.tau.ac.il/biochemistry. Universidad de Tel Aviv

Científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv lograron comprender el mecanismo de propagación del cáncer de piel más agresivo de todos, el melanoma. Este gran avance se dio a conocer en la revista científica Nature Cell Biology el lunes 22 de agosto.

Investigadores del Departamento de Genética Molecular Humana y Bioquímica de la Universidad de Tel Aviv, en cooperación con el Centro Alemán para la Investigación del Cáncer, descubrieron que el tumor del melanoma, una vez desarrollado en la capa más externa de piel, envía vesículas que contienen micro ARN, sustancia encargada de alterar la capa más interna de la piel, preparándola para que transporte las células cancerígenas y permitiendo así que lleguen a otros órganos.

La doctora Carmit Levy, quien lidera la investigación comentó: “La amenaza del melanoma no está en el tumor inicial que aparece en la piel, sino en la metástasis, cuando las células del tumor son enviadas a colonizar órganos vitales como el cerebro, los pulmones, el hígado y los huesos”.

La científica comentó sobre una posible cura: “hemos descubierto cómo el cáncer se propaga a órganos distantes y encontramos formas de detener el proceso antes de que el tumor llegue al estado de metástasis”.

El melanoma, un enemigo silencioso que se inicia en la zona externa de la piel

En la actualidad, el melanoma causa la muerte de una persona cada 52 minutos y los casos diagnosticados de esta enfermedad han ido en aumento en las últimas tres décadas. Aunque existen varios tratamientos, hasta ahora no existe una cura efectiva.  El estudio llevado a cabo en Israel, ofrece un nuevo y efectivo método de diagnóstico y prevención.

Universidad de Tel Aviv
Foto: Por causa del melanoma muere en el mundo una persona cada 52 minutos

Según la doctora Levy, los científicos han sabido por años que el melanoma se forma en la epidermis o capa externa de la piel. Ya que no hay vasos sanguíneos en la epidermis, los cuales permiten la propagación de las células de cáncer, el tumor busca tener acceso a los vasos sanguíneos de la dermis, la capa interna de la piel,  a través de las vesículas con micro ARN.

Una vez comprendido el mecanismo de propagación del melanoma, el equipo de científicos de la Universidad de Tel Aviv encontró dos sustancias químicas, una que inhibe la acción en la dermis de las vesículas provenientes del tumor, y otra que previene los cambios morfológicos en la dermis antes de que las vesículas la afecten.

(Lea también: Una compañía israelí busca crear tejidos con un ambicioso método)

Este gran avance ofrece sin duda muchas esperanzas en una pronta cura para el cáncer de piel más mortal que existe.

Fuente: The Times of Israel

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios