Por qué no existe todavía el matrimonio civil en Israel

matrimonio civil en Israel

Bien puede decirse que Israel es la democracia liberal más progresista de todo el Medio Oriente. Las libertades civiles son reales y la posibilidad de expresarse libremente en muchos ámbitos hace una diferencia en la región. Paradójicamente aunque una práctica tan controvertida como el aborto es legal en la mayoría de los casos en el país, algo que al parecer es menos polémico no está contemplado en las leyes, no existe el matrimonio civil en Israel.

Sorprendente, pero cierto. En una nación donde votan por igual todos los ciudadanos sin importar su religión, raza u origen y donde es posible lograr la ciudadanía sin necesidad de profesar el judaísmo, existe un impedimento declarado para contraer matrimonio si no se es judío reconocido por el Rabinato de Israel o si no se es perteneciente o practicante de una de las religiones reconocidas por el estado de Israel como la musulmana, católica romana, ortodoxa griega, católica armenia, apostólica armenia y ortodoxa copta entre otras.

No existe la posibilidad de una unión marital civil para aquellos que se declaran ateos, pertenecen a una religión no reconocida en Israel o sencillamente no quieren un rito religioso para casarse.

Por ejemplo, los matrimonios realizados a través de movimientos reformistas o conservadores judíos, los cuales no son reconocidos en Israel, no tienen ninguna validez legal en el país. Es por esta razón que los judíos conversos pertenecientes a estos movimientos religiosos no pueden casarse en Israel ya que tampoco tiene la alternativa del matrimonio civil.

¿Por qué razón ocurre esto? ¿Cómo es que en un estado democrático tal posibilidad no existe?

Aunque Israel es un país cuyo gobierno puede definirse como laico, la influencia que ejerce el Rabinato de Israel en el país es avasalladora y desde 1953 sólo las cortes rabínicas pueden autorizar los matrimonios y los divorcios para la mayoría judía. Cada vez que se habla de instaurar el matrimonio civil en el país, la Knéset (el parlamento de Israel) ha encontrado la férrea resistencia del rabinato y los movimientos judíos nacionalistas para los cuales el matrimonio no puede desligarse de ninguna manera de la religión y de esta forma conservar la identidad judía.

Esto no quiere decir que sólo los “fieles practicantes” del judaísmo o de las demás religiones reconocidas por el estado de Israel puedan casarse. Los judíos aun siendo seculares pero registrados ante el Ministerio del Interior como “judíos”, pueden casarse bajo la “Jupá” (toldo o manto bajo el cual se realiza el matrimonio) en ceremonia conducida por un rabino autorizado por el Rabinato de Israel.

matrimonio civil en Israel - el divorcio de viviane amsalem
La película ‘Gett: el divorcio de Viviane Amsalem‘ ofrece una radiografía muy interesante de la imponente influencia del rabinato israelí en aspectos tan esenciales como el matrimonio. El filme, ganador de varios premios internacionales, cuenta la historia de una mujer que recorre el tortuoso camino de lograr un divorcio, otro tema tan difícil como el matrimonio civil en Israel.

¿Qué alternativa tienen para casarse quienes no están registrados como pertenecientes a una de las religiones reconocidas en Israel?

Curiosamente las parejas que llevan a cabo un matrimonio civil fuera del territorio israelí son reconocidas como casadas ante el Ministerio del Interior, esta es la razón por la que muchas parejas toman la decisión de viajar a destinos como Chipre (una especie de Las Vegas para el Medio Oriente) donde ofrecen planes promocionales para poder casarse. Paradójicamente, esta es la salida más viable, pues los matrimonios civiles celebrados en el extranjero sí tienen validez ante el estado de Israel.

(Lea también: La Menorá de la Knéset o Parlamento de Israel ¿Cuál es el significado de este legendario monumento?)

¿Cambiará pronto la situación del matrimonio civil en Israel?

Varias veces los titulares de prensa han traído una luz de esperanza para aquellos que desean casarse sin tantas complicaciones en Israel y que por uno u otro motivo no han podido irse al extranjero para concretar su unión. Sin embargo, La posibilidad de promulgar una ley que termine definitivamente con el monopolio religioso sobre el matrimonio es muy lejana, y aunque algunas iniciativas han intentado cambiar la situación y la mayoría de los israelíes están de acuerdo con que exista la alternativa civil para casarse, los movimientos políticos de carácter religioso y el rabinato, tienen la fuerza suficiente en la actualidad para mantener alejado el matrimonio civil de la realidad en Israel.

Más artículos relacionados

Deja tu opinión

comentarios